En el Día Mundial de la Pizza conoce su origen

Ciudad de México.- El 9 de febrero se celebra el Día Mundial de la Pizza, una de las comidas más antiguas consumidas en todo el mundo y que se adapta a todos los gustos gracias a la diversidad de ingredientes con los que puede ser preparada.

La pizza como la conocemos empezó a consumirse en Nápoles alrededor del siglo XI. Se sabe que antes de la llegada del tomate a Italia, los napolitanos preparaban un platillo que hoy en día se denomina pizza blanca que incluia entre sus ingredientes ajo, perejil y aceite de oliva. En algunas ocasiones se empleaba un queso denominado caciocavallo (queso elaborado en aquella época con leche de yegua y que hoy en día se elabora con leche de búfala.

Se especula que la palabra pizza, proviene de pinsa, participio pasado del verbo latino pinsere, que puede significar “machacar”, “presionar”, “aplastar”. Esta descripción etimológica hace referencia a la manera de elaborar la masa de la pizza, así como a su origen en una forma de pan plano, aplastado sobre el piso del horno.

El Día Mundial de la Pizza es el pretexto ideal para degustarla y compartir

Se cree que desde el siglo X se celebra una fecha en honor a este platillo tan especial. Esta celebración retomó fuerza en Estados Unidos después de la guerra cuando se popularizó gracias la enorme comunidad italo-americana, al mismo tiempo se extendió por todo el planeta.

Este 9 de febrero que se conmemora el Día Mundial de la Pizza, puede servir de pretexto para disfrutar de este platillo que presenta un sin fin de posibilidades y que dicho por nutricionistas, la pizza bien escogida, puede ser un buen alimento, si es que apostamos por aquellas que llevan ingredientes saludables y con poca grasa como la receta que te regalamos a continuación:

Pizza cuatro estaciones con cacahuate y pesto

Ingredientes

  • 200g queso feta
  • 1 taza champiñones cortados en cuartos
  • 2 tazas hojas de albahaca
  • ½ taza aceite de oliva
  • ½ taza queso parmesano
  • 1½ tazas Cacahuates de Estados Unidos
  • 4 bases para pizza
  • 1 berenjena cortada en cuartos delgados
  • 1 calabacita cortada en medias rebanadas
  • 1 diente de ajo
  • 1 pimiento rojo cortado en tiras delgadas

Preparación

  1. Precaliente el horno con 2 charolas grandes a 220ºC.
  2. Para preparar el pesto, coloque la albahaca en la licuadora con el parmesano, ajo y ½ taza de cacahuates, comienza a licuar y agrega el aceite de oliva poco a poco, recuperando los bordes para moler de forma uniforme.
  3. Salpimiente y unte sobre las bases para pizza. Acomode las diferentes verduras sobre las pizzas, desmorone un poco de queso feta encima, espolvoree los cacahuates y termine con aceite de oliva; salpimiente.
  4. Transfiera cuidadosamente las pizzas a las charolas precalentadas (esto se hace para evitar que se aguade el fondo por la humedad). Hornee por 20 minutos o hasta que estén ligeramente doradas.

Este platillo lo tendrás listo en 35 minutos y te rinde para 4 porciones. Por último, recuerda que el compañero ideal de una Pizza es un buen vino ya que nos ayuda a armonizar nuestro platillo sin ser invasivos en nuestro paladar y el ejemplo perfecto son los vinos Rioja Crianza que son muy versátiles.

En este caso, el pimiento nos brinda untuosidad y ligeras notas picantes mientras que la berenjena será la integración con las notas de barrica del vino; el queso es fundamental en este maridaje ya que dará untuosidad en boca.

Te invitamos a compartir tu antojo con nosotros, tómale fotos a esos platillos mexicanos que te hicieron caer en el pecado y muéstralos en nuestra cuenta de twitter  o en instagram @lagulamexico

Alimentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hoy probamos la JJ Burger Original Doble