¿Cuál es la ciencia alrededor de la cerveza?

Ciudad de México.- Nuestro país es reconocido por ser uno de los principales productores cerveceros, y es que los mexicanos somos grandes exportadores, productores y consumidores de cerveza en el mundo. De hecho, de acuerdo con la Cámara de la Cerveza y la Malta, México es el principal exportador de esta bebida en el mundo, llegando a más de 180 países.

El origen de esta famosa bebida yace de hace nueve mil años, en Oriente Medio, específicamente en la región que hoy ocupa Irak. Desde entonces emprendió un largo viaje, durante varios siglos, lo que permitió que perfeccionarán su sabor y calidad. Hoy, es una de las bebidas favoritas a nivel mundial, particularmente entre los mexicanos.

Sin importar el motivo o circunstancia, la cerveza es protagonista de reuniones con nuestros amigos y familia, desde una comida en casa, hasta el festejo más importante. Por lo que, en el marco del Día Internacional de la Cerveza, te compartimos algunos datos para reconocer el sabor y proceso que hay detrás de esta deliciosa bebida.

La cerveza del barril a tu vaso

¿Sabías que uno de los factores más importantes durante el proceso de fermentación de la cerveza es el control adecuado de temperatura? Mantener un rango adecuado es vital para que la cepa de levadura lleve la mejor experiencia a los consumidores.

Demasiado frío hace que la levadura se vuelva inactiva; mientras que demasiado calor conduce a una fermentación excesiva que puede afectar en gran medida los perfiles finales de sabor.

Mantener la temperatura es fácil ¿cierto?

Para nada lo es, en realidad, es más difícil de lo que parece. Varios tipos de levaduras, desde livianas como la Ale hasta más pesadas como la Imperial Stout, todas son llevadas a través de un proceso de fermentación secundaria para afinar los sabores y suavizar su textura. Este proceso de fermentación secundario es exotérmico, es decir, incrementa la temperatura del producto; lo cual podría provocar fácilmente un impacto en el control de temperatura.

De hecho la diferencia entre las familias Ale y Lager radica en la temperatura a la que se fermentan. Las cervezas Ale fermentan a una temperatura que de entre 15 y 25 grados centígrados, mientras que las Lager suelen fermentarse a temperaturas que van de los 5 a los 9 grados centígrados.

La ciencia que protege el sistema térmico de tu cerveza

Para proteger la integridad y calidad de su marca, muchas cerveceras y vinaterías saben de la importancia de tener un proceso efectivo de control de temperatura. Por eso que adoptan tecnología como Dowfrost de Dow, un fluido térmico de grado alimenticio aprobado por la FDA basado en propilenglicol, lo cual permite que el fluido opere de forma continua, evitando la corrosión y bio acumulación en el sistema.

A pesar de sonar muy técnico, estos sistemas cada vez son más accesibles al público, lo que apoya cada vez más la creación de cervezas artesanales locales con toda la calidad de un producto mexicano.

Sin duda, este día cobra gran relevancia ya que los últimos meses nos han demostrado lo importancia de la industria cervecera para el país y no es coincidencia que festejemos la cerveza en 207 ciudades, 50 países y 6 continentes.

Te invitamos a compartir tu antojo con nosotros, tómale fotos a esos platillos mexicanos que te hicieron caer en el pecado y muéstralos en nuestra cuenta de twitter o en instagram @lagulamexico

Bebidas y Coctelería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hoy probamos la JJ Burger Original Doble