Gastronomía de Acapulco: 5 platillos y bebidas que tienes que probar

Ciudad de México.- Más allá días increíbles de diversión, descanso, sol, arena y mar, Acapulco ofrece en su gastronomía sabores que te atraparán gracias a sus ingredientes frescos.

La comida tradicional del puerto guerrerense se distingue por sus toques ahumados y el uso de una variedad de chiles que acompañan a los platillos.

Estos son algunos de los platillos y bebidas más representativos y demandados en Acapulco:

Pescado a la talla

Es uno de los platillos más icónicos del puerto. No importa si lo pides de robalo o huachinango, éste, abierto en mariposa, va cubierto con una pasta de chiles en la que resalta el guajillo por su olor y color, además del ajo y la mantequilla. Al cocinarse a las brasas adquiere un sabor ahumado único. Puedes acompañarlo con frijoles, arroz blanco, unas rebanadas de aguacate y las infaltables tortillas de maíz.

Visita la zona de Barra Vieja, donde se presume que esta delicia es su especialidad. ¡No dejes de probarlo!

Ceviche Acapulco

Seguro te enamorarás de este platillo que contiene trozos de pescado o mariscos marinados en jugo de limón y naranja, acompañados de aguacate, jitomate, cebolla y cilantro. Cómelo a cucharadas o en tostadas.

Lo encontrarás en la carta de cualquier restaurante.

Picaditas

Imagina que mientras estás en la playa llegan a tu mano las famosísimas picaditas, elaboradas con una base de maíz que se acompaña de frijoles negros y queso fresco. ¡Es uno de los platillos más deliciosos que probarás en Acapulco!

Pozole blanco o verde

pozole blanco guerrerenseSólo en Guerrero encontrarás el pozole blanco o verde, de pollo, cerdo o mariscos, acompañado de cebolla, lechuga, orégano, aguacate y limón. El dato curioso es que el pozole verde se sirve por tradición los jueves y el blanco los miércoles y los domingos.

Cabe destacar que la gente se viste de gala para reunirse con la familia o los amigos y disfrutar de este platillo.

Tuba, chilate o coco loco

Refréscate con estas tres bebidas tradicionales de la Perla del Pacífico.

La tuba es una bebida alcohólica que resulta de la fermentación del extracto de la bellota o los racimos de la palma de coco. Se dice que contiene una alta cantidad de vitaminas y es energizante.

Por otro lado, el coco loco es un cóctel muy arraigado en Acapulco que lleva un mix de ginebra, ron, tequila, vodka, anís, jarabe natural y jugo de limón. Todo, claro, dentro de un coco recién cortado.

Y, finalmente, el chilate se elabora con cacao, arroz, azúcar y canela. Se sirve bien frío.

Para cerrar con broche de oro tu experiencia gastronómica en Acapulco, endulza tu boca con una cremosa nieve de coco, una cocada o un tamarindo dulce, salado o enchilado.

Te invitamos a compartir tu antojo con nosotros, tómale fotos a esos platillos mexicanos que te hicieron caer en el pecado y muéstralos en nuestra cuenta de twitter  o en instagram @lagulamexico

Experiencias Gastronómicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hoy probamos la JJ Burger Original Doble