Mona Lisa revoluciona la repostería con sus decoraciones de chocolate prefabricadas

Ciudad de México.- En una nueva realidad en la que los postres no sólo deben encantar paladares, sino también enamorar a los cinco sentidos, llega a México Mona Lisa, la marca de decoraciones de chocolate que busca inspirar y sacar al artista que vive dentro de cada chef repostero.

Mona Lisa hace realidad las creaciones de chocolate más artísticas mediante su oferta de productos, tanto de catálogo como personalizados, esto con la finalidad de crear un factor ¡wow! para los consumidores a través del color, el sabor, la textura y la forma.

Por medio de sus decoraciones de chocolate, la marca busca empoderar a los chefs para impresionar y complacer a sus clientes con creaciones únicas y extraordinarias y, al mismo tiempo, hacer más eficiente su trabajo en la cocina.

Fundada en 1987 por el chef pastelero Peter Thom, quien tuvo la visión de producir decoraciones prefabricadas para hacer sus postres más atractivos, Mona Lisa hace referencia a Leonardo da Vinci y su obra maestra, pues fue la primera persona que combinó arte, ciencia y tecnología para crear piezas extraordinarias.

Mona Lisa es una marca global del grupo Barry Callebaut, fabricante mundial de chocolate y cacao de alta calidad, dirigida a los segmentos de panadería, pastelería, heladería y postres que incluyen a los artesanos, la industria hotelera y las marcas mundiales de alimentos.

Mona Lisa ofrecerá en México 16 decoraciones de chocolate distintas

Mona Lisa tiene presencia en cinco continentes y llega a México con 16 productos que harán que ningún postre pase desapercibido. Además, es la primera y única marca en el mundo que cuenta con un estudio de impresión de diseños de chocolate en 3D y a escala real.

El chocolate de Mona Lisa proviene de cacao 100% sustentable que apoya a las comunidades de cultivo de cacao a través de la Fundación Cocoa Horizons, un programa integral que impulsa la prosperidad de los productores de cacao y ayuda a construir comunidades agrícolas autosuficientes, además de proteger la naturaleza y a los niños.

Hoy, los consumidores buscan nuevas experiencias gastronómicas y están ávidos de delicias sensoriales intensas, es decir, que despierten sus sentidos no sólo por el sabor y el aroma, sino también por las texturas y la apariencia.

Al convertir cualquier pastel, chocolate o postre en una auténtica obra de arte, los chefs reposteros y artesanos chocolateros no sólo conseguirán clientes más satisfechos, sino comensales que estén dispuestos a gastar más en su tienda o restaurante.

Te invitamos a compartir tu antojo con nosotros, tómale fotos a esos platillos mexicanos que te hicieron caer en el pecado y muéstralos en nuestra cuenta de twitter  o en instagram @lagulamexico

Repostería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hoy probamos la JJ Burger Original Doble